FIRMA DEL CONVENIO EN EL HOSPITAL DE LA CUENCA ALTA ‘NÉSTOR KIRCHNER’

12

El intendente municipal Ricardo Curutchet junto a la secretaria de Coordinación, Verónica Mc Loughlin, participaron de la firma del convenio que suscribe al compromiso del Ministerio de Salud de la Nación y de la Provincia de Buenos Aires de hacerse cargo del cien por ciento de los recursos presupuestarios anuales necesarios para garantizar el funcionamiento del Hospital de la Cuenca Alta ‘Néstor Kirchner’.

Además el Municipio enviará el proyecto de ordenanza mediante el cual se transferirá al ente Hospital de la Cuenca Alta ‘Néstor Kirchner’ la propiedad de los terrenos en los cuales construyó el mismo.

También estuvieron presentes en el acto la subsecretaria de Salud Pública, María Laura Romero y Jesús Goyanes, subsecretario de Salud Comunitaria.

Marisa Fassi, intendenta de Cañuelas, recordó que esta institución comenzó «como un sueño junto a Néstor Kirchner». Gracias a la aprobación en el Concejo Deliberante del proyecto «que no fue acompañado por la oposición», el Hospital fue inaugurado en 2015 durante la presidencia de Cristina Fernández y la intendencia de Arrieta.

Luego de 4 años de desinversión, en la gestión de Alberto Fernández y Axel Kicillof «pasamos de 5 camas de terapia a 57, de 48 camas de internación a un total de 180, cuatriplicamos el presupuesto y triplicamos el personal» en plena pandemia.

«Antes había un predio de contaminaba, hoy tenemos un hospital que salva vidas» en Cañuelas, la región y la provincia, celebró Fassi.

Nicolás Kreplak, ministro de Salud de la Provincia de Buenos Aires, indicó que este convenio «capitaliza todo lo que se construyó» para que hoy sea «uno de los grandes hospitales que tenemos». Destacó el modelo de trabajo con los municipios que demuestra «la generosidad de pensar la política sanitaria en red».

Anunció que la próxima semana «vendrá la primera camada de residentes de la provincia a este hospital» con «jóvenes médicos con proyectos e iniciativa», celebró. Asimismo, se abrió la licitación para comprar un nuevo angiógrafo y reconstruir la sala del Hospital.

«Vamos a hacernos cargo de nuestra historia y, vamos a subsanar los atropellos y barbaridades que hizo la gestión anterior para la salud de nuestro pueblo», aseguró Kreplak.

Carla Vizzotti, ministra de Salud de la Nación, destacó que «es un gran día de reivindicación, alegría, orgullo, respeto, reconocimiento y de poner en valor lo que somos capaces de hacer realmente». Entender a este Hospital como «un sistema de atención médica integrado para la comunidad» propicia el trabajo en equipo transversal y horizontal, como así también «la estabilidad y la tranquilidad a todo el personal de salud», manifestó.

«Este modelo se tiene que visibilizar para replicarse en otros lugares (…) tenemos que ser la punta de lanza y ejemplo», subrayó Vizzotti. Esto «recién empieza y vamos a necesitar mucha responsabilidad, compromiso y trabajo para estar cada día mejor», finalizó.